Víctor Vicente Zavala

vvicente@er.com.pe

Abogado del Área Procesal Laboral

 

La igualdad y la no discriminación no es un terminó nuevo en el ámbito jurídico, sin embargo, en nuestra legislación laboral, se visto fortalecido, en estos dos últimos años, por la inclusión de mecanismos más complejos y palpables que una simple prohibición general.

Si bien la igualdad y no discriminación traspasa las barreras del género, este último concepto ha sido motor de la inclusión normativa mencionada, como respuesta a las ideologías que se fortalecen dentro y fuera del territorio peruano.

Ahora bien, sin lugar a dudas, la normativa base para la lucha contra la discriminación y el fomento de la igualdad de genero en el centro de labores, lo constituye la Ley N° 30709, Ley que prohíbe la discriminación remunerativa entre varones y mujeres, siendo que a la fecha no solo su reglamento, aprobado por Decreto Supremo N° 002-2018-TR sino por las recientes normativas administrativas tales como la Resolución de Superintendencia N° 234-2019-SUNAFIL y Resolución de Superintendencia N° 237-2019-SUNAFIL, se sub ramifican supuestos de cumplimiento orientados a superar los parámetros sociales establecidos fuera y dentro de la relación laboral individual y colectiva.

No obstante lograr la igualdad y eliminar la discriminación de género en el trabajo no solo es una tarea constante sino colectiva, con la que toda la sociedad debe comprometerse, pero en especial las empresas, que constituyen el principal foco de incidencia de estas conductas que se buscan suprimir, muchas de las cuales forman parte de sus políticas de empleo y salariales.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL), el ente principal de fiscalización laboral, ha realizado desde mediados del 2018 un gran número de inspecciones en diversos tipos de empresa, actuación que se ve fortalecida por la vigencia de la Ley N° 30814 y Decreto Legislativo N° 1383, sino también por la unificación de criterios de fiscalización laboral, a cargo provisionalmente del Comité de Criterios en materia legal aplicables al Sistema de Inspección del Trabajo de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral – SUNAFIL, aprobado por Resolución de Superintendencia N° 61-2019-SUNAFIL, que en buena cuenta permite culminar la labor inspectiva en un periodo menor y determinar eventualmente la infracción laboral y su consecuente sanción, que conlleve a la corrección de las acciones desplegadas por la empresa.

Como bien se establece, estar acorde con los fines de la normativa laboral en materia de igualdad y no discriminación en el trabajo, para SUNAFIL no solo se agota en la sola intención de la empresa, esta debe implementar mecanismos que garanticen su observancia.

Dentro de los mecanismos que hacemos mención, se encuentran documentales que brindan pautas referenciales que deben ser utilizadas por la entidad empleadora para evaluar los elementos objetivos que permitan establecer los puestos de trabajo, las categorías y el salario, en función los principios de igualdad y no discriminación.

En ese sentido en una labor informativa el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo ha expedido el documento denominado Guía Igualdad Salarial, que contiene tres puntos en especial:

• Las pautas referenciales que pueden ser utilizadas por la entidad empleadora para evaluar los puestos de trabajo (página 19 y siguientes).
• El modelo de cuadro de categorías y funciones (Anexo 1).
• El contenido mínimo referencial de política salarial (Anexo 2)

Dicho documento nos brinda un alcance referencial para cumplir con los lineamientos establecido por la Ley N° 30709, mitigando así algunas interrogantes surgidas en este proceso de reforma normativa, sin embargo no guarda de calma a las empresas que deberán, sin experiencia fáctica que seguir, desplegar la labor de identificación y evaluación de su situación actual para determinar las medidas a adoptar en aras de establecer un sistema de igualdad y no discriminación salarial, por lo general requiere la prestación de un servicio especializado y profesional.

En definitiva, estando a unos pocos días del inicio de la fiscalización en temas de discriminación salarial, nos encontramos ante un panorama incierto en cuanto a la correcta aplicación fáctica de la Ley N° 30709 y a la expectativa de nuevos criterios y refuerzos normativos, que han de nacer como consecuencia del desarrollo de las inspecciones masivas que desplegará la SUNAFIL y que probablemente no han de provenir de un pronunciamiento administrativo, sino que se definirán luego del control jurisdiccional que ha de preverse al cuestionar las resoluciones que dispongan las sanciones a las empresas “infractoras”.