Adjudicación de inmueble como indemnización al cónyuge perjudicado. Casación N° 1544-2016

En aplicación del artículo 345-A del Código Civil el juez velará por la estabilidad económica del cónyuge que resulte perjudicado por la separación de hecho, así como la de sus hijos. Asimismo, deberá señalar una indemnización por daños, incluyendo el daño personal u ordenar la adjudicación preferente de bienes de la sociedad conyugal, independientemente de la pensión de alimentos que le pudiera corresponder.

En el caso en comentario, el demandante interpone demanda de divorcio por imposibilidad de hacer vida en común, en contra de Dora Chávez. En primera instancia la demanda es declarada fundada y ordena pagar el monto de $/.300,000.00 por indemnización a favor de la demandada. Esta sentencia es apelada por el demandante, siendo que en segunda instancia es confirmada en el extremo que declara fundado el divorcio, pero revoca en el extremo del monto de indemnización y, reformándola, adjudicaron a la demandada un inmueble que fuera de la sociedad conyugal. La demandante plantea recurso de casación sosteniendo que se ha dado un apartamiento inmotivado del Tercer Pleno Casatorio Civil, toda vez que el inmueble adjudicado, vía indemnización, se encuentra hipotecado hasta el año 2022 y pretender que dicha deuda sea asumida por la recurrente, no se ajusta al carácter indemnizatorio; en todo caso, correspondería primero la cancelación de dicha deuda.

La Corte Suprema declaró fundado el recurso de casación sobre la base de que la demandada mantiene una posición económica en desventaja a comparación del demandante, por lo que, pretender que sea la recurrente quien culmine con la cancelación de las cuotas del crédito hipotecario que pesa sobre el inmueble adjudicado no es un criterio acorde a la naturaleza asistencial de la indemnización. Asimismo, resulta contradictorio ordenar la adjudicación preferente de un bien social con cargas y gravámenes a favor del cónyuge más perjudicado con el divorcio.

Lea la sentencia en:  https://goo.gl/rsQVFj , Legis

 

Inasistencia a audiencia de juzgamiento y declaración en rebeldía. Casación 13634-2015

La compañía demandada interpuso casación contra la sentencia de vista que confirmó la sentencia apelada, que declaró fundada en parte la demanda de reintegro de remuneraciones. El recurso fue declarado procedente por la causal de infracción normativa del inciso 3) del artículo 139 de la Constitución Política del Perú.

La Corte Suprema declaró fundado el recurso de casación interpuesto por la compañía, determinado que las instancias de mérito transgredieron el contenido esencial del debido proceso y tutela jurisdiccional efectiva, por lo que corresponde declarar la nulidad de la sentencia de vista e insubsistente la sentencia de primera instancia, puesto que aplicaron indebidamente el artículo 29 de la Ley N° 29497, Nueva Ley Procesal de Trabajo, pues consideraron que la inasistencia de la parte demandada a la audiencia de juzgamiento configura un supuesto de hecho, para aplicar la presunción legal derivada de su conducta. Sin embargo, dicha decisión resulta desproporcional, puesto que la no concurrencia a la audiencia no implica la rebeldía de dicha parte, ello en atención de que el sistema laboral peruano no es exclusivamente oral.

Lea la sentencia en: https://goo.gl/FVSkzo, Legis.

 

Disolución de sociedad conyugal con divorcio en el extranjero no reconocido en Perú. Casación 1075-2015

El demandante pretende la declaración de bien propio, respecto del inmueble ubicado en la Av. Tomás Marsano N° 1553, departamento 412, distrito de Surquillo, Lima. Sostiene su demanda en que en su condición de divorciado, mediante contrato de compraventa adquirió el referido inmueble, adquiriéndolo cinco meses y sies días después de haberse divorciado de la demandada en el extranjero, por lo que el citado bien tiene calidad de propio. Ante ello, la demandada señala que la sentencia dictada en el extranjero ha sido reconocida en el Perú vía exequátur recién el 22 de octubre de 2010, posteriormente a la fecha señalada por el demandante, por lo que cuando se compró el inmueble materia de la demanda, se encontraba legalmente casado en el Perú.

Ambas instancias declararon fundada la demanda, señalando que el inmueble constituye bien propio del demandante, pues los efectos de la sentencia homologada se computan desde el momento en que nacieron con esta, es decir desde la fecha de su expedición. En ese sentido, la Corte Suprema, al resolver el recurso de casación, sostiene que para poder comprender la validez y eficacia de la sentencia extranjera fuera de la jurisdicción que la ha creado, cabe analizar la fuerza de la cosa juzgada que obtendrá cuando esta sea legalizada regularmente en el país de procedencia. Por tanto, declaró infundado el recurso de casación, sosteniendo que homologada la sentencia extranjera, esta se convierte en una sola y es la que constituye derechos, mientras la homologación es solo de carácter declarativo.

Lea la sentencia en: https://goo.gl/97vGdN