Definición de la hipoteca en la jurisprudencia

Enrique Varsi – Socio

La hipoteca es un derecho real de garantía frente a una obligación, propia o proveniente de un tercero, que otorga al acreedor un conjunto de facultades, tales como de persecución, preferencia y venta judicial del bien hipotecado. Debido a su importancia en el tráfico jurídico se presenta como la garantía real tipo, accesoria a una obligación que busca garantizar, con la capacidad de lograr afectar bienes inmuebles, sin afectar la posesión sobre el mismo que ostenta el deudor hipotecario. Los criterios casacionales de la Corte Suprema la han definido de la siguiente manera:

– Por la hipoteca se afecta un inmueble en garantía del cumplimiento de cualquier obligación, propia o de un tercero, y que la garantía no determina la desposesión mobiliaria o inmobiliaria y otorga al acreedor los derechos de persecución, preferencia y venta judicial del bien hipotecado[1].

– Es una garantía real, no es un contrato; siendo accesoria e indivisible, se constituye sobre inmuebles que no dejan de estar en posesión del deudor y que concede al acreedor el derecho de perseguir el bien gravado en poder de quien se halle, para hacerlo subastar en caso de que el deudor no pague el crédito principal, con el fin de que este sea cubierto con el producto de remate[2].

– Es la afectación de un inmueble dado en garantía por el incumplimiento de una obligación, lo que otorga al acreedor los derechos de persecución, preferencia y venta judicial del bien hipotecado[3].

Los sujetos de la relación obligacional encuentran en la hipoteca sus intereses perfectamente conciliados, porque el acreedor hipotecario no adquiere ni la propiedad ni la posesión de la cosa, pero sí un derecho que le permitirá oportunamente, cuando su crédito no sea satisfecho, entrar en posesión del bien, cualquiera que sea la persona que lo detente, para lograr con él la cancelación de la deuda, mientras que el deudor conservará la posesión sobre la cosa hasta que la deuda quede extinguida, pudiendo afectarla para garantizar a otros acreedores con nuevas hipotecas (Hernández Canelo R. , 2014, pág. 449).

[1] Cas. 1713-2007, Lima.

[2] Cas. 2880-2000, Lambayeque.

[3] Cas. 4413-2010, La Libertad.