Víctor Vicente Zavala – Área Procesal Laboral

vvicente@er.com.pe

Los días 23 y 24 de mayo del presente año se reunieron en la ciudad de Tacna los Jueces Superiores de los 34 distritos judiciales del país, para llevar a cabo el Pleno Jurisdiccional Nacional Laboral y Procesal Laboral 2019.

El Pleno contó con la participación del Presidente del Equipo Técnico Institucional de Implementación de la Nueva Ley Procesal del Trabajo, Dr. Héctor Lama More; el Presidente de la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Laboral de la Corte Suprema, Dr. Javier Arévalo Vela; el Presidente de la Corte Superior de Tacna, Dr. Jael Flores Alanoca, así como de 94 Jueces Superiores.

Este evento tiene por finalidad examinar situaciones problemáticas relacionadas al ejercicio de la función jurisdiccional respecto de criterios diferentes en la interpretación de la norma ante casos similares y consecuentemente unificar un criterio de interpretación aplicable a dichos casos.

Las conclusiones plenarias fueron las siguientes:

Tema N° 1: Otorgamiento y cálculo del lucro cesante y daño moral en caso de despido.

Sub tema 1: Otorgamiento y cálculo del lucro cesante en caso de despido.

En las pretensiones indemnizatorias derivadas de un despido inconstitucional, incausado o fraudulento declarados judicialmente como tales; el daño patrimonial invocado a título de lucro cesante, debe ser entendido como todos los ingresos dejados de percibir como consecuencia directa e inmediata del despido y no como las remuneraciones dejadas de percibir; y cuya existencia real y objetiva deberán ser acreditadas a fin de determinar la cuantificación que se sustentará en un parámetro temporal referido al tiempo de duración del cese; un parámetro cuantitativo referido al importe de los ingresos ciertos que hubiera dejado de percibir; y cualquier otra circunstancia que tuviera incidencia directa en dicha cuantificación; deduciéndose los ingresos que hubiese obtenido el demandante por servicios realizados en dicho período de cese y los gastos que hubiera efectuado en el caso de continuar laborando, para la obtención de sus remuneraciones.

Sub Tema 2: Otorgamiento y cálculo del daño moral en caso de despido.

En las pretensiones indemnizatorias derivadas de un despido inconstitucional, incausado, fraudulento o arbitrario declarados judicialmente como tales; el daño extrapatrimonial invocado a título de daño moral, que comprende además al daño a la persona y otros similares; no cabe presumir la existencia del daño moral, y su existencia deberá ser acreditada ya sea con medios probatorios directos o indirectos, salvo los casos en los que además de vulnerarse el derecho al trabajo, también se hubieran vulnerado otros derechos fundamentales como el honor, la dignidad, u otros derechos de la personalidad, en cuyo caso deberá presumirse el daño moral; sin embargo la cuantificación deberá sustentarse en la prueba aportada o en la invocación de determinados parámetros o criterios y sólo en ausencia de ellos podrá acudirse a la valoración equitativa conforme al artículo 1332° del Código Civil.

Tema N° 2: Fecha de inicio y forma de cálculo de intereses legales en caso de actualización de deuda.

El Pleno acordó retirar este tema, a fin que se incluya en el próximo Pleno Jurisdiccional, con un mejor planteamiento del tema y de las diferentes posturas.

Tema N° 3: El carácter remunerativo o no de las asignaciones jurisdiccionales excepcionales otorgadas mediante Decretos Supremos N° 045-2003-EF, N° 016-2004-EF, N° 002-2016-EF, Decreto de Urgencia N° 017- 2006 y Ley N° 29142.

Las asignaciones jurisdiccionales excepcionales otorgadas mediante los Decretos Supremos, Decreto de Urgencia y Ley N° 29142 mencionados tienen naturaleza remunerativa, por tanto, tienen incidencia en el pago de beneficios sociales.

Tema N° 4: Exigencia del acta de conciliación al empleador demandante en los procesos de indemnización por daños y perjuicios.

No resulta exigible el acta de conciliación al empleador demandante en los procesos de indemnización por daños y perjuicios por responsabilidad civil contractual.

Tema N° 5: Homologación del bono jurisdiccional entre el personal jurisdiccional y el personal administrativo del Poder Judicial.

Sí corresponde homologar del bono por función jurisdiccional entre el personal jurisdiccional y el personal administrativo del Poder Judicial.

Cabe recordar que -según el propio Poder Judicial – los Plenos Jurisdiccionales “son foros que propician la discusión y debate de los principales problemas relacionados al ejercicio de la función jurisdiccional. Promueven la reflexión de los magistrados acerca de los temas que son materia de debate, en los cuales los participantes para su deliberación y fundamentación de criterios, han escuchado la exposición de los expertos en el tema. Esta actividad conduce al perfeccionamiento del ejercicio de la función jurisdiccional, al fortalecimiento del sistema jurídico y de la organización judicial”. Por tanto, si bien interpretaciones del más alto nivel de la judicatura, no pueden considerarse jurisprudencia vinculante o precedentes obligatorios que deban aplicarse de manera forzosa por los magistrados de instancias inferiores.

En el mismo sentido, el artículo 116 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial y la “Guía Metodológica de Plenos Jurisdiccionales Superiores” (Consejo Ejecutivo, 2008) precisan que los Plenos Jurisdiccionales constituyen reuniones de magistrados de la misma especialidad, de una, algunas o todas las Cortes de Justicia, orientadas a analizar situaciones problemáticas relacionadas al ejercicio de la función jurisdiccional; con la finalidad que mediante su debate y posteriores conclusiones se determine el criterio más apropiado para cada caso concreto.

Por ello, si bien se trata de criterios orientadores de un alto nivel teórico institucional que tienen como principal objetivo uniformizar la tendencia de las decisiones judiciales para resolver casos similares que han generado posturas discordantes en las diferentes sedes jurisdiccionales del país, mostrando la posición de las Cortes Superiores sobre determinados temas en un momento temporal específico, carecen del carácter imperativo u obligatorio de la jurisprudencia vinculante o el precedente, por tanto, pueden ser modificados por futuros Plenos Nacionales (Superiores) o por la Corte Suprema (en Plenos o decisiones posteriores) o inaplicados por los Jueces de instancias inferiores, con la debida motivación y justificación que lo sustente.