JURISPRUDENCIA

  • Alvaro Quispe Tomás

    aquispe@er.com.pe

    Abogado del Área Procesal Laboral

    Expediente N° 020-2014-PI/TC

    El nepotismo se manifiesta en una “Desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos.”1

    Ello constituye una práctica inadecuada que propicia el conflicto de intereses entre el interés personal y el servicio público; restringe el acceso en condiciones de igualdad a las funciones públicas dificultando que las entidades públicas puedan cumplir objetivamente con la funciones para las que fueron creadas; debilita un ambiente saludable para el control interno y para la evaluación; e incluso perturba la disciplina laboral debido a la falta de imparcialidad del superior para ejercer su potestad de mando en un plano de igualdad sobre los servidores vinculados familiarmente con los funcionarios con poder de decisión2.

    El artículo 42 de la Ley de la Carrera Judicial, señala textualmente:

    Artículo 42.- Incompatibilidades

    Hay incompatibilidad por razón del parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad, por matrimonio y unión de hecho:

    1. Entre jueces de la Corte Suprema, entre éstos y los jueces superiores y jueces de los distritos judiciales de la República; así como, con los secretarios y relatores de Sala de la Corte Suprema y de las Cortes Superiores de la República y con los secretarios de juzgados de los distritos judiciales de la República;

    2. En el mismo distrito judicial entre jueces superiores y entre éstos y los jueces, secretarios y relatores de sala y secretarios de juzgado; entre jueces y entre éstos y los secretarios y relatores de sala y secretarios de juzgado; y, los secretarios y relatores de sala y secretarios de juzgado entre sí; y,

    3. Entre el personal administrativo y entre éstos y el personal jurisdiccional, perteneciente al mismo distrito judicial.

    De la revisión del inciso 3 del artículo 43 de la Ley de la Carrera Judicial se obtienen dos interpretaciones:

    La primera interpretación, en tanto establece que existe incompatibilidad cuando alguno de los trabajadores fuese de confianza o de dirección, con facultad de nombramiento o contratación, sería razonable y constitucional en tanto dicha medida evitaría situaciones de nepotismos previstos en la Ley N° 26771.

    La segunda interpretación plantea que el inciso en cuestión sea aplicado a los trabajadores que no tienen poder de decisión en el proceso de contratación y nombramiento, interpretación sobre la cual se centró el Tribunal Constitucional al emitir el fallo en comentario.

    A efectos de dilucidar y sopesar los derechos y principios que han entrado en conflicto, para determinar cuál de ellos tiene un peso mayor según las circunstancias específicas, el Tribunal Constitucional emplea la ley de ponderación, concluyendo que la diferenciación que realiza el inciso 3 del artículo 43 de la Ley de la Carrera Judicial tiene un fin constitucional, evitar los conflictos de intereses y de esta forma, salvaguardar el correcto funcionamiento de la administración publica en el ámbito del Poder Judicial. Determinando que no se ha utilizado un criterio irrazonable para establecer la diferenciación, sino un dato objetivo como es la relación de parentesco, el mismo que no afecta el principio de unidad familiar.

    Sentencia del Tribunal Constitucional del 22 de enero de 2019

    1. Real Academia de la Lengua Española.
    2. Decreto Supremo N° 021-2000-PCM.