Mediante la Ley N° 30681 se autoriza el uso informado, la investigación, la producción, la importación y la comercialización del cannabis (y sus derivados) destinados exclusivamente para fines medicinales y terapéuticos; con lo cual se busca garantizar el derecho fundamental a la salud. Para ello, el Ministerio de Salud deberá implementar un registro que identifique a los pacientes, las personas encargadas de la comercialización, las empresas que investigan y estudian el cannabis y los centros o laboratorios autorizados.

Finalmente, con la aprobación de la Ley, se ha dispuesto modificar el artículo 296-A °, 299° y 300° del Código Penal, en los extremos que se permiten la utilización del cannabis y sus derivados para fines medicinales que estén plenamente acreditados.

Pueden revisar la norma en: Ley N° 30681