Una de las noticias más resaltantes de diciembre, es la elección de la fiscal peruana Luz del Carmen Ibáñez Carranza como jueza de la Corte Penal Internacional con sede en La Haya- por un período de nueve años. Como es de conocimiento, la Corte Penal Internacional es una persona jurídica independiente del sistema de Naciones Unidas, cuyo tribunal de justicia internacional permanente cuenta con un importante prestigio internacional, que se encarga de juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, de guerra y de lesa humanidad.

La elección se llevó a cabo el lunes 4 de diciembre de 2017 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, en donde 124 países miembros del Estatuto de Roma (instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional) eligieron en primera vuelta a la candidata del Perú, Luz del Carmen Ibáñez Carranza, como jueza para la Corte Penal Internacional.

Este hecho es un importante reconocimiento de la amplia trayectoria de la doctora Luz del Carmen Ibáñez Carranza, quien tuvo un papel fundamental en la lucha contra el terrorismo y en la defensa de los derechos humanos, resaltándose su participación como fiscal en el proceso que se siguió contra el cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, para lograr que se le condenase a cadena perpetua. Sin duda alguna, nos encontramos ante un acontecimiento histórico, dado que por primera vez se elige a un representante del Perú, pudiéndose confirmar una vez más y a nivel mundial, el compromiso de nuestro país por velar por el estado de derecho y la protección de los derechos humanos.