COMENTARIO JURÍDICO

  • En nuestro ordenamiento jurídico, actualmente, existen diversas figuras procesales mediante las cuales se puede cuestionar una decisión jurisdiccional que tenga calidad de cosa juzgada. Así tenemos la nulidad de cosa juzgada fraudulenta en los procesos civiles, laborales y contencioso-administrativos; la acción de revisión en el proceso penal; el amparo contra resoluciones judiciales, la anulación de laudos arbitrales; y el amparo directo contra laudos arbitrales.

    A la fecha, legislativamente aún no tenemos regulada la revisión civil. Sin embargo, el Proyecto de Reforma del Código Procesal Civil (publicado mediante la Resolución Ministerial Nº 70-2018-JUS, de fecha 5 marzo de 2018), propone incorporar al Código Procesal Civil el medio impugnatorio  revisión civil.

    En doctrina nacional y extranjera se entiende por revisión civil al medio impugnatorio por el cual se cuestiona una sentencia emitida en un proceso civil que tenga la calidad de cosa juzgada.

    Asimismo, de la comparación jurídica, se puede advertir que la revisión judicial tiene características tales como:

    • Se cuestiona una sentencia con calidad de cosa juzgada o, en todo caso, una resolución que haya puesto fin al proceso.
    • Se busca remediar una injusticia grave.
    • Las causales de procedencia están expresamente establecidas en la ley.
    • La sentencia que ampara la revisión judicial puede tener un efecto nulificante o revocatorio del proceso en el que se originó la resolución cuestionada en la Revisión Civil.
    • Diversidad de causales para la procedencia de la revisión civil, tales como: fraude procesal, aparición de un medio probatorio nuevo, representación defectuosa, falta de emplazamiento, incompetencia de los tribunales y violación manifiesta de norma jurídica.

    En nuestro caso, tenemos que el único remedio procesal ordinario existente para cuestionar una sentencia con calidad de cosa juzgada, en el ámbito civil, es la llamada nulidad de cosa juzgada fraudulenta, regulado en el artículo 178 del Código Procesal Civil. En el Proyecto de Reforma del Código Procesal Civil, la cosa juzgada fraudulenta es derogada y a modo de reemplazo se incorpora el medio impugnatorio de la revisión civil.

    La idea de la incorporación de la revisión civil en el Código Procesal Civil busca mantener la excepcionalidad de la cosa juzgada fraudulenta y, además, hacer accesible la discusión sobre aspectos muy graves que pudieron haber ocurrido en el desarrollo del primer proceso. Entre los rasgos más importantes de la propuesta legislativa se tienen los siguientes:

    • Se considera causales al fraude procesal, a la indefensión de la parte demandada por emplazamiento inexistente y por falta de representación.
    • No solo se cuestionarán las resoluciones judiciales que hayan adquirido la calidad de cosa juzgada, sino también podrán ser cuestionadas las resoluciones judiciales firmes que no se pronuncien sobre el fondo de la controversia (es decir, contra autos que ponen fin al proceso).
    • Dado que es una impugnación excepcional contra una decisión que ha adquirido la calidad de cosa juzgada, el que pretende la Revisión Civil deberá otorgar necesariamente una caución juratoria del 10% de la cuantía que fuera objeto de discusión en el primer proceso o una caución juratoria, en caso que sea indeterminable la pretensión del primer proceso.
    • Será conocida en primera instancia por la Sala Superior Civil y, en apelación, por la Corte Suprema de Justicia de la República.
    • No se podrá declarar improcedente la demanda de revisión civil por supuesta falta de apreciación del fraude procesal.
    • Se establece el plazo de un año desde que la resolución devino en firme, para poder iniciar la revisión civil. Y en caso se proteja el derecho del tercero perjudicado por el proceso, el plazo se computará desde que tomó conocimiento de la resolución.
    • Se precisa que el plazo antes indicado es de caducidad.
    • Es posible que se otorgue tutela provisional, como medidas cautelares y tutela anticipada, siempre que exista la probabilidad de darle la razón al demandante y que exista un peligro de difícil o imposible reparación. Es más, esta tutela provisional podría suspender la eficacia de la resolución objeto de revisión civil.

    Así, en caso que el Proyecto de Modificación del Código Procesal Civil llegue a ser aprobado, tendríamos un nuevo mecanismo procesal por el cual se pueda cuestionar una resolución judicial que haya adquirido la calidad de cosa juzgada, en la que se haya afectado graves afectaciones procesales de los justiciables, esto a efectos de alcanzar una tutela jurisdiccional realmente efectiva. Evidentemente, solo con el transcurrir del tiempo estaremos en posibilidad de hacer un balance sobre el uso o abuso de la revisión judicial y en general sobre el funcionamiento de este medio impugnatorio.

Calendar
May
Jun
Jul
Ago
Sep
Oct
Nov
Dic